Publicado el

Lichtenhainer: una peculiar cerveza histórica

Cerveza Wöllnitzer Weissbier

Es posible que hayas oído hablar de las cervezas Lichtenhainer. Se trata de un estilo de cerveza histórico recientemente recuperado que recibe su nombre de la ciudad alemana de Lichtenhain, en Turingia. Como otros tipos de cervezas olvidados por el avance imparable de la cerveza industrial en el siglo XX, ha vuelto a la vida gracias al entusiasmo y pasión de los pequeños cerveceros que han protagonizado la escena artesanal en los últimos 25 años por todo el globo.

Una lichtenhainer es una cerveza ahumada y ácida de baja graduación con presencia de trigo en su elaboración. Esta sería una descripción general, pero al ser un estilo resucitado, no podemos compararla con ninguna referencia clásica que haya permanecido en producción por tiempo suficiente. Las lichtenhainer fueron muy populares durante el siglo XIX, aunque el estilo viene de más atrás. Se elaboraban en toda la región de Turingia, especialmente en las poblaciones de Ammerbach, Winzerla, Ziegenhain, Jena, Wöllnitz y, por supuesto, Lichtenhain. La última fue producida por la casa Brauerei Ed Barfuss Söhne en 1983 la ciudad de Wöllnitz, que cerró ese mismo año. No fue hasta el año 1997 cuando en la misma ciudad se elaboró la Wöllnitzer Weissbier. Esto ocurrió cuando el pub Tälschanke abrió su propia fábrica. Esta lichtenhainer estaba inspirada en el recuerdo que de este estilo tenían los dueños.

Características

Es difícil definir con rigor las caracerísticas fundamentales de este estilo. Pero casi todos los cerveceros actuales coincidirían en las ofrecidas en la guía BJCP, tras la inclusión del estilo en 2015 en la sección de cervezas históricas como las Gose, Roggenbier, London Brown Porter o Grodziskie. Éstas serían las características de una lichtenhainer:

  • Cerveza ligeramente ácida y ahumada.
  • Bajo volumen alcohólico.
  • Una cierta turbidez.
  • Bajo amargor, pocos IBU.
  • Acidificación con lactobacilos en algún momento del proceso.

Historia

Aún así, no nos conformamos con esta definición basada más en la cata que en la investigación. Por eso, para definir con mayor rigor qué es una lichtenhainer tenemos que ir a fuentes antiguas. Un genial artículo en el blog Shut Up About Barclay Perkins  recoge diferentes escritos alemanes de principios del s.XX sobre cerveza y su elaboración con interesantes aportaciones. 

Como veíamos, la presencia de trigo es un acuerdo al que se ha llegado recientemente tras la recuperación del estilo, sin embargo, en estos tratados no parece tan claro. La confusión puede venir por el empleo de la palabra weissbier para referirse a esta cerveza. Y es que antiguamente en Alemania una cerveza podía ser calificada de weissbier sin implicar necesariamente que llevara trigo. Todas las cervezas se dividían entre weissbier y braunbier. El primer término significaba que el grano para elaborar la cerveza había sido malteado al aire. El segundo significaba que había sido malteado en un horno, con cierto grado de tostado. Por eso no debe extrañarnos que en un artículo de 1915 de la revista Bierbrauerei firmado por Rommel y Fehmann se diga que una lichtenhainer era elaborada sólo con cebada. Esto contradice lo afirmado por Alwin Kulitscher en 1904 en su respetado libro Handbuch der Fabrikation Obergäriger Biere, que asegura que el trigo representa el 50% de la receta.

Donde tampoco parece haber un acuerdo es en el momento de inoculación de los lactobacilos para la acidificación de la cerveza. Varios autores y, concretamente el Dr. Max Delbrück en su Lexicon-Brauerei  de 1910, insisten en que es posterior a la primera alta fermentación, a diferencia de una berliner weisse. Las bacterias lácticas entrarían en contacto con la cerveza en los barriles de madera en los que se solía envasar para maduración. Esto explicaría porqué la acidez es tan baja.

Si nos fijáramos en las lichtenhainer que podemos encontrar hoy en día, seguramente estaríamos más cerca de la receta que sugiere J. Ohlberg en su Moderne Braumethoden de 1927. En él se dice que la composición de cereal es  un tercio de trigo por dos de malta de cebada, siendo la mitad ahumada. El trigo se muele fino y la cebada gruesa para ayudar el filtrado. En cuanto al lupulado, se añade 0,5 kg de lúpulo por cada 50 kg de malta. La cocción duraría 90 minutos. En cuanto a fermentación se refiere habla de cepas de levadura de alta fermentación y de una temperatura de 22 º, aunque sin entrar demasiado en detalle sobre esto o la acidificación con bacterias lácticas.

Ante esta falta de concreción en cuanto a la receta y los pasos, muchos cerveceros modernos han abordado el estilo desde un punto de vista personal pero más o menos respetando las características arriba indicadas que son con las que una lichtenhainer es descrita en la mencionada guía BJCP.

Cerveza Westbrook LichtenhainerCuriosamente han sido cerveceras americanas las que se han lanzado a elaborar este estilo que, a día de hoy, sigue siendo muy difícil de encontrar incluso en tiendas y bares especializados. Cabe mencionar la Lichtenhainer de Westrbrook como la más popular junto a la ya citada Wöllnitzer Weissbier o la Smoked Plum Lichtenhainer que disfrutaremos de barril en ESPUMA – Tienda de cervezas.

 

¡Prost!

 

Fuente:

Shut up about Barclay Perkins

Guía BJCP 2015, página 55.

Publicado el

Conoce a los cerveceros de Matmor

Meet the brewer Matmor

Este sábado 28 de octubre de 2017 recibiremos en nuestra tienda a los cerveceros de Matmor y pondremos un barril de su genial Elephant Choice IPA para que nos comenten detalles de su elaboración y sus proyectos futuros.

En el evento se realizará un sorteo de sus nuevas y flamantes camisetas cada media hora de la marca en el que se podrá participar con cada compra de su cerveza en botella o en pinta.

Claudio Morgado y Jorge Matamala empezaron hace unos años como cerveceros caseros y en 2016 ganaron el concurso de homebrewing organizado por La Tienda de La Cerveza y el Jardín del Lúpulo, y eso fue el acicate que necesitaban para conventirse en cerveceros nómadas y empezar a hacer producciones en fábrica. Este sería su tercer lote de Elephant’s Choice IPA, (el segundo comercializado exclusivamente por ellos) que por ahora es su única referencia “fija”, pues también participaron en la colaboración de la 5 Ronin Summer Rye.
Publicado el

CCVK VII Tits, la primera cerveza artesana en lata de Madrid

Cerveza CCVK VII Tits

El día 27 de junio se levantaron pronto, como casi todos los días, Daniel de Julián y sus cómplices habituales. Tenían un día grande por delante. El objetivo no era otro que enlatar por primera vez con fines comerciales una de las creaciones de Compañía de Cervezas del Valle del Kahs. La elegida ha sido su creación más lupulada, VII Tits, una fresca American Pale Ale elaborada con lúpulos Magnum, Columbus y Summit de Órbigo Valley. Se trata de un homenaje al parque más emblemático de Vallecas, el Cerro del Tío Pío, más comúnmente conocido como el “Parque de las Siete Tetas”. Desde las siete colinas que conforman este parque se disfruta de las mejores vistas de Madrid y los mejores atardeceres.

Y algunos os preguntaréis: “¿¿cerveza en lata?? ¿pero no es peor que la botella?”. Pues en este artículo os explicamos las diferencias entre la lata y la botella en la cerveza artesana.

Antecedentes a la primera cerveza artesana en lata de Madrid

Entrada de Compañía de Cervezas Valle del KahsCCVK lleva contando desde casi sus inicios con una máquina cerradora de latas de 1 litro que han venido desarrollando junto a la multinacional Ball-Rexam, los culpables de la mayoría de las bebidas enlatadas que consumimos.

Esa máquina ha servido para que los vecinos y los aficionados pudieran llevarse un litro de cerveza a casa de forma fácil y sencilla. Se procedía al llenado directo desde el grifo de esta lata masiva hasta rebosar. Luego se ubica en una máquina cerradora, se comprueba sumergiendo la lata en agua su estanquidad y se le pone la fecha de envasado y consumo preferente. Esto es lo que llamamos un crowler, el hermano de aluminio del growler, cuyos parecidos y diferencias explicábamos en un artículo para el blog de Cervecera Independiente.

Ahora CCVK va un paso más allá. Han estado varios meses haciendo pruebas con una enlatadora capaz de cerrar latas de 25 cl, 33 cl ancha y slick, 50 cl y 1 litro. La preocupación de Dani era las partes de oxígeno por millón que quedaran dentro de lata, dependiendo de la técnica de llenado.

Para el festival  BeerMad celebrado en mayo se hizo un tirada experimental de latas con diversas referencias de la casa. La mayoría se consumieron en el certamen pero varias se guardaron para ser analizadas con el tiempo.

La técnica elegida para ese experimento fue la de llenado por rebose. Básicamente se llena desde un grifo la lata hasta arriba, espumando la parte final. Se procede a la colocación de la tapa, generándose un poco de rebose de cerveza, eliminando todo el aire que pudiera quedarse atrapado. Este método manual, mucho más económico que una planta de enlatado con su barrido de CO2, generaba dudas a De Julián, por lo que necesitaba datos.

Enlatadora Mc Can Scanner CCVK

Los experimentos realizados junto a Ball-Rexam demuestran que un mes después del enlatado solo se encontraba 0,01 partes por millón de oxígeno. Es un resultado excelente que ha alentado a CCVK a lanzar su primera remesa de latas con una fecha de consumo preferente de dos meses de antigüedad, aunque es previsible que crezca. Los resultados con tres meses de enlatado dirán previsiblemente lo mismo, aunque se quiere observar la evolución global de la cerveza con mimo.

El día L de lata

Fuimos a la fábrica a eso de las 10:30 y ya se habían enlatada buena parte del objetivo de 360 latas diarias que se habían propuesto. En realidad, llenar esta cantidad de latas, sólo les lleva una hora de trabajo, si no incluimos la preparación.

En una cadena de trabajo con tres estaciones, se procede a ese llenado manual desde el grifo, al cierre con la máquina y la comprobación de fugas con agua, como si fuera la cámara de una rueda de bici. Este último paso además lava los restos de cerveza del proceso. Tras su secado, se procede a un etiquetado manual.

 

Estuvimos allí para grabarlo y así CCVK VII Tits llegó en el mismo día de su envasado a nuestras estanterías y tienda online.

Publicado el

La cadena de frío en la cerveza artesana

Si entráramos en una tienda especializada de cerveza en Estados Unidos encontraríamos que en la mayoría de los casos tienen todas las cervezas refrigeradas. Sólo veríamos que hacen algunas excepciones de cervezas envejecidas a temperatura de bodega (13-17ºC). ¿A qué se debe esto?

Conservar la cerveza fría es lo ideal para garantizar que ésta será disfrutada por el consumidor tal cual salió de fábrica. Y es que la cerveza envejece el doble de rápido cuando supera los 10 ºC de temperatura. Lo ideal es mantenerla por debajo de 5º.

Especialmente en estilos lupulados la conservación es fundamental. Y son precisamente estos los que más demandan los consumidores en el panorama nacional.

Y te preguntarás: “bueno, y si eso es lo ideal, ¿por qué no se hace en España?

La situación en España

En España sólo hay una tienda que tenga todo su producto refrigerado. Asumieron la increíble inversión que eso requiere y parece funcionar. Sin embargo, hay problemas anteriores que considerar.

De poco sirve que las tiendas tengan la cerveza refrigerada si se ha roto la cadena de frío en pasos anteriores. La cadena de frío perfecta para la cerveza artesana sería que saliera refrigerada de fábrica, viajará refrigerada hasta el distribuidor, el distribuidor la almacenara en frío, que repartiera en furgoneta refrigerada a los puntos de venta y que los puntos de venta tuvieran neveras para guardarlas inmediatamente.

Si uno de estos pasos falla, la cadena de frío se ha roto. Así, las bacterias y levaduras que están en la cerveza podrían evolucionar rápidamente alentadas por la temperatura. Y más cuanto más tiempo permanezcan sin refrigerar. No olvidemos que hablamos de un producto sin pasteurizar.

 

El problema en España es lo verde que está el mercado. Las fábricas y distribuidores tienen dificultades para encontrar transporte refrigerado a precios competitivos. Cada vez más distribuidores almacenan en frío sus cervezas, aunque no son todos, y muchos de ellos no cuentan con transporte refrigerado. No hay mercado suficiente para hacer estas inversiones y las fábricas no tienen capital para ayudarles. En última instancia, las tiendas y los bares especializados no tienen capacidad económica ni apoyo de distribuidores y fábricas para tener la exposición y el almacenamiento refrigerado.

Con un 1% de consumo de cerveza artesana frente al 99% de industrial es complicado. En Estados Unidos hablamos de un 12%. Allí la mayor asociación de distribuidores de cerveza del país que engloba a 3.000 compañías, la National Beer Wholesalers Association, exige a sus miembros que no rompan la cadena de frío y que se aseguren de que se mantenga desde fábrica a punto de venta. También hay que decir que esta asociación no hace distinción entre cerveza artesana e industrial e incluye a los distribuidores más grandes. De los pequeños distribuidores locales no tenemos datos concluyentes.

Nevera de cerveza artesana

A día de hoy sólo Nómada Brewing está haciendo esa apuesta, apoyada en parte por el músculo financiero de Cervecera Independiente (Mahou-San Miguel). Se están instalando neveras en locales escogidos, entre ellos el nuestro, para que la cerveza no rompa nunca la cadena de frío.

 

Sabemos de buena tinta que otras cerveceras están haciendo movimientos para poder asegurar que la cadena de frío no se rompe. Os informaremos cuando este paso sea final. Lo que es indudable es que el sector mira a este horizonte en el control de calidad y eso son buenas noticias.

Otros condicionantes en el envejecimiento y conservación de la cerveza

Cervezas de reserva envejecidasTambién debemos tener en cuenta, como indicábamos al principio, que a algunos estilos les viene bien el envejecimiento, siempre que sea en condiciones adecuadas. El amargor y aroma de lúpulo baja pero las notas maltosas, torrefactas y a frutos rojos maduros suben, creando una mezcla compleja y agradable. Cada vez es más habitual ver en las estanterías de tiendas especializadas las cervezas de reserva de tradición belga, alemana o americana con la añada indicada.

También deberíamos tener en cuenta otros factores de degradación de la cerveza como la luz y el aire de envasado. En este sentido el envase influye mucho. En este artículo explicábamos las diferencias entre envasar en botella o en lata.

La cadena de frío a la hora de comprar cerveza artesana

Dicho esto, tampoco hay que hacer saltar las alarmas. Estamos diciendo que la degradación de la cerveza, especialmente en estilos lupulados, aumenta si no hay refrigeración pero, con la suficiente rotación el riesgo no es tan grande. Es decir, aunque no se conservara en frío, una cerveza que no esté refrigerada pero se venda rápido no cambiaría demasiado, siempre que no llegue a temperaturas extremas que provoquen refermentaciones descontroladas, sobrecarbonatación y aromas raros. Esto es más fácil de conseguir si elegimos consumir cerveza local. Con importaciones es una lotería y depende mucho de las condiciones de viaje y los tiempos de la gestión aduanera. En este sentido es muy importante saber cómo leer la fecha de consumo preferente de las cervezas artesanales y obtener información sobre su distribución.

 

Otros artículos sobre el tema:

https://cervezartesana.es/tienda/blog/no-rompais-la-cadena-de-frio-salvad-a-la-cerveza-artesana.html

http://cervecearte.com/conservacion-de-cerveza-artesanal-en-tiendas-y-bares/

http://brewmistress.co.za/craft-beer-cold-chain/

Publicado el

Cuatro cócteles de cervezas para la Madrid Beer Week 2017

Cuatro cócteles de cerveza

En esta entrada os vamos a enseñar a hacer cuatro sencillos pero divertidos cócteles de cerveza. Los pusimos en práctica en el reciente Taller de cócteles de cerveza que celebramos durante la Madrid Beer Week.

La idea es que sean cócteles que podemos hacer sin instrumental profesional de coctelería, por la sencillez de sus procesos. En cuanto a los ingredientes también son bastante fáciles de encontrar en mercados de abasto y supermercados. Quizás sólo las cervezas haya que comprarlas necesariamente en una tienda de especializada.

Vamos con ellos.

 

Candy Apple

Cóctel de cerveza Candy AppleEn la cultura británica hay cócteles de pub muy populares. Son sencillas mezclas que se hacen directamente desde el grifo al vaso de pinta. Posiblemente los más conocidas sean el Snakebite y el Black & Tan. El primero es una mezcla a partes iguales de una lager rubia y sidra. El segundo es una mezcla a partes iguales de una pale ale y de una stout, porter o brown ale. Es importante echar en último lugar la cerveza oscura para hacer un efecto visual según se mezcla por peso.

 

Nuestro cóctel es muy similar pero con una brown ale y sidra seca y en proporción ¾ – ¼..

Ingredientes
Instrucciones
  1. Coge un vaso de pinta y vierte toda la botella de 33 cl de Panda Black Geisha.
  2. Rellena el vaso casi hasta arriba con sidra Belhaven Craft Cider. Lo suyo serían 11 cl.
  3. Remueve suavemente y una sola vez con una cuchara.
  4. Beber inmediatamente.

Aldea Margarita

Cóctel de cerveza Aldea MargaritaHe bautizado este cóctel con este nombre por dos motivos. Primeramente porque se lo vi hacer a Javier Aldea, maestro cervecero de Nómada en el reciente BeerMad. En segundo lugar, porque tiene puntos en común con un margarita por su acidez, su toque salado y por el tequila.

Ingredientes
  • Tequila reposado (4 cl): puedes usar mejores o peores tequilas, dado que su sabor quedará bastante tapado. Nosotros hemos optado por Sauza Tequila Gold. El más fácil de encontrar es José Cuervo, pero es bastante malo. Las alternativas como Herradura o El Jimador son muy caras.
  • Cerveza Gose (16 cl): necesitas media botella de 33 cl o media lata. Nosotros hemos optado por Salty Kiss de Magic Rock.
  • Un limón.
  • Ají picante molido. Hemos utilizado el clásico Tajín mejicano que también incluye sal y especias. Podríamos usar otros picantes en polvo pero mezclándolos con algo de sal.
Instrucciones
  1. Ponemos un poco del ají en un plato pequeño y preferiblemente con algo de fondo.
  2. Cortamos una rodaja o gajo de limón y lo pasamos por todo el borde del vaso.
  3. Escarchamos el vaso, pasando todo el borde húmedo por el ají en polvo. Debe de quedar completamente cubierto, haciendo un anillo rojo.
  4. Cortamos un poco de piel de limón, intentando no coger la parte blanca porque amarga. Lo echamos al fondo del vaso.
  5. Añadimos 3 o 4 cl de tequila, al gusto, en el vaso. Si el tequila ha estado previamente en el congelador, mejor que mejor.
  6. Añadimos los 16 cl de la cerveza gose y removemos suavemente con una cucharilla.
  7. Beber inmediatamente.

Beer Mimosa

Cóctel de cerveza Beer MimosaComo algunos sabréis la mimosa es lo que nosotros llamamos agua de Valencia. Se trata de un sencillo cóctel hecho a base de vino blanco espumoso y zumo de naranja. Aquí le vamos a dar un giro y vamos a optar por mezclar una American India Pale Ale y un poco de zumo de pomelo. El objetivo es hacer un trago refrescante, menos alcohólico y que potencie las notas de pomelo que ya encontramos en muchas IPAs con lúpulos americanos.

Ingredientes
  • Una American IPA cítrica (33 cl). Nosotros hemos elegido Elvis Juice de BrewDog que lleva de por sí infusión de piel de pomelo y naranja.
  • 9 cl de zumo de pomelo recién exprimido. Si los pomelos han estado en la nevera, mejor. Así el zumo estará frío y no calentará la mezcla.
  • Un twist de piel de pomelo.
Instrucciones
  1. Coge un vaso de pinta y echa como lo harías normalmente el tercio de la IPA que elijas.
  2. Añade con cuidado los 9 cl de zumo de pomelo.
  3. Remueve con mucha suavidad y de un solo golpe la mezcla con una cuchara larga.
  4. Decora con la piel de pomelo.
  5. Beber inmediatamente.

Fruity Beer Float

Cóctel de cerveza Fruit Lambic Beer Float
Fruit Lambic Beer Float

Los beer floats están de moda. Básicamente consisten en elegir una cerveza y ponerle una bola de helado encima. Las combinaciones son infinitas, pero es muy habitual ver cervezas negras con helados de vainilla y nata para rebajarlas. Por otro lado, con helados de café, chocolate o turrón se potencia los aromas torrefactos.

Nosotros hemos optado por otra vía. Vamos a potenciar las notas frutales de una lámbic de fruta. Estas cervezas dulces y agrias sirven como de sirope a helados de frutas, más frescos para el verano. Lo más divertido de los beer floats es que puedes tomarlos de mil maneras: mezclándolo todo, alternado bocados con la cuchara y bebiendo traguitos de cerveza o primero una cosa y luego la otra.

Ingredientes
  • Una lámbica de melocotón (12,5 cl). Nosotros hemos optado por Lindemans Pecheresse. La cantidad indicada es justo media botella.
  • Una bola generosa de helado de frutas. Nosotros hemos elegido uno de mango y frambuesa.
 Instrucciones
  1. Toma una copa de helado o un vaso ancho y verte media botella de Lindemans Pecheresse en ella.
  2. Saca una bola generosa o dos pétalos de helado y pósalos con cuidado encima de la cerveza.
  3. Sírvelo inmediatamente con una cuchara.

 

Esperamos que os hayan gustado y que os atreváis a hacerlos en casa. Si quieres conocer otros cuatro sencillos cócteles de cerveza. Puedes visitar otro artículo que escribimos hace ya tiempo.

 

Fotos: Carlos Rodríguez Arribas. Instragram / 500px

Publicado el

New England IPA: características, historia y elaboración

En el mundo de la cerveza artesana, parece que la curiosidad ahora gira en torno a lo que se ha venido a llamar New England IPA, NEIPA o Vermont Pale Ale. Poco a poco están llegando a las estanterías y barras especializadas cervezas etiquetadas bajo estos nombres. En este artículo queremos resaltar las características de este tipo de cervezas y hablar de su origen.

Características de las New England IPA

  • Son cervezas doradas y anaranjadas muy turbias.
  • Tienen frescos aromas y sabores a frutas tropicales y cítricas.
  • En boca son cremosas, con gran cuerpo
  • Casi no presentan amargor.

Es por esto que se las está llamando cariñosamente “zumos” o “zumitos”. En este sentido se diferencian mucho de las IPAs más populares, las West Coast IPAs que son claras, ligeras y con intenso amargor. Para saber más sobre qué es una IPA recomedamos este artículo que escribimos hace tiempo.

Algunas de las más recientes son estas:

  • New

    Jakobsland Automated Alice

    4,25  IVA incl.
    Echar a la cesta

    13 disponibles

  • New

    Gross Salda Badago

    3,95  IVA incl.
    Echar a la cesta

    15 disponibles

  • New

    Amundsen Voodoo Headbanger

    7,50  IVA incl.
    Echar a la cesta

    2 disponibles

  • Sold OutCerveza Jakobsland Pixel Juice

    Jakobsland Pixel Juice

    3,95  IVA incl.
    Agotado

    Agotado

Historia de las New England IPA

La concepción de las IPAs parece estar cambiando. Estas tres letras se han añadido a una gran infinidad de cervezas de todos los colores, elaboradas con maltas variadas pero con la característica común del gran amargor. De hecho, parecía haber una carrera por ver quién hacía la cerveza más amarga y también por ver quién era capaz de bebérsela.

Quizás por eso, la irrupción de este tipo de cervezas sea tan chocante. Parece que todo empezó con Heady Topper de The Alchemist, una cervecería situada en Waterbury y Stowe, Vermont. Allá por 2011 salía esta cerveza turbia que generó gran impresión. Otras cervecerías de este estado empezaron a hacer cervezas de similares características como Bantam de Prohibition Pig, Fuzzy Baby Ducks de New England Brewing Company, Sip of Sunshine de Lawson’s Finest Liquids o Mastermind de Fiddlehead.

Curiosamente la Brewers Association de Estados Unidos no ha reconocido la NEIPA como un estilo y John Kimmich, maestro cervecero de The Alchemist y la mente detrás de Heady Topper, tampoco lo cree. En su opinión no hacen nada tan distinto de lo que hacen otros cerveceros en Estados Unidos. En cierto modo, han sido otras cervecerías de Vermont y Nueva Inglaterra las que han reivindicado el estilo con la ayuda de la prensa y los aficionados.

Por nuestra parte, nosotros reconocemos las New England IPA como estilo en nuestra tienda online, dado que cada vez más productos son denominados de esta manera por los productores. En el enlace puedes ver varios ejemplos.

Elaboración de una New England IPA

La diferencia en cuanto a elaboración está en conseguir cremosidad, turbidez y aromas frutales frescos. Para las dos primeros características se utilizan copos de avenas o trigo en la maceración. Para esta turbidez también juega un papel importante el tratamiento del agua, primando los cloruros frente a los sulfatos. La elección de levaduras es fundamental, seleccionando aquellas que dejan esteres frutales.

Por último el lupulado también juega un papel importante. Las cantidades son locas y se añaden en su mayoría del lúpulo durante el whirlpool y el dryhopping, quedando partículas en suspensión a pesar del purgado.

Precisamente esa adición tardía del lúpulo genera aromas frutales frescos sin apenas dejar amargor. El amargor siempre provino de añadir mucho lúpulo al inicio de la cocción. Algunos sugieren que este tratamiento del lúpulo deja una sensación más real de su verdadero sabor. Por supuesto, también influyen las variedades de lúpulo utilizado. Los más habituales son lúpulos como el Citra, Mosaic, Equinox (Ekuanot) y otros lúpulos neozelandeses de perfil de fruta tropical. En este artículo de Cervecearte se explica con más detalle.

 

Publicado el

Lo que hay que saber sobre la fecha de caducidad de la cerveza artesana

Cervezas fecha de caducidad en estantería

En el mundo de la cerveza rara vez se habla de fecha de caducidad. En su lugar, se utiliza el concepto de fecha consumo preferente, dado que una cerveza raramente será dañina para la salud por el paso del tiempo. Sin embargo, como dueños de una tienda de cerveza de calidad notamos y compartimos con nuestros clientes una creciente preocupación por la frescura del producto.

Cada vez es más habitual ver que los clientes más exigentes miran la fecha de consumo preferente o de embotellado de las cervezas que encuentran en nuestra estanterías. Los consumidores de cerveza artesana quieren tomarla tal cual la concibió su creador y saben que su tratamiento desde que sale de fábrica hasta que llega a su nevera es determinante.

En esta entrada queremos ofreceros algunas pautas para saber si la cerveza que estáis comprando es fiable en estos parámetros de frescura.

Cómo leer la fecha de consumo preferente

En las cervezas españolas es bastante sencillo leer la fecha. Vemos que se hace de dos maneras. Primeramente, indicando la fecha de embotellado situado en el lateral o una esquina de la etiqueta junto al código de barras. Se suele acompañar de un texto que indica el número de meses que la cerveza estará en condiciones. Sólo hay que echar la cuenta de la vieja. En segundo lugar, otros productores prefieren indicar la fecha de consumo preferente en lugar o además de la de embotellado.

Muchas cerveceras europeas utilizan la fecha de consumo preferente. Podemos identificarlo en sus etiquetas, cuellos o en el culo de las latas. Suele venir precedido de las letras BB o directamente de su signifcado Best By o Best Before. Esta fecha indica el límite máximo de consumo recomendado.

Fecha de caducidad en cerveza Sierra NevadaCon cervezas americanas o canadienses la cosa se puede complicar. En primer lugar, en algunas es realmente laborioso encontrar algo parecido a una fecha de envasado o consumo preferente. En algunas ocasiones está en el cuello de la botella con una tinta amarilla difícil de leer. Por otro lado, está el formato de la fecha. En muchas ocasiones se elige el formato de fecha juliana. Cuando veáis una lista larga de números que no tiene sentido aparente, eso es una fecha juliana. Para leerla, debemos de saber que el primer número o los dos primeros indican el año. Es decir, si vemos 7 o 17 sería el año 2017. Luego vendría el número del día, teniendo en cuenta que hay años bisiestos, es decir, pueden ir del 1 al 365 o al 366.Incluso puede indicar la hora de embotellado, por ejemplo, 16:35.

Este formato puede servir tanto para fechas de embotellado – Bottled on, Canned on– como para de consumo preferente – BB, Best By, Best Before -.

Cuánto tiempo debe estar la cerveza en la estantería

Ahora que ya sabemos localizar y leer las fechas, podemos pensar cuánto tiempo tiene que estar una cerveza en las estanterías. Hay una especie de locura por la frescura, pero en principio deberíamos confiar en la fecha que ha indicado el productor.

En términos de seguridad alimentaria, es muy difícil que una cerveza se ponga mala, de ahí que siempre hablemos de consumo preferente y no de fecha de caducidad.

La importancia del estilo

El consumo preferente varía mucho dependiendo de los estilos. Las cervezas más lupuladas y rubias tienen fechas más cortas. Las IPAs, APAs, Red Ales, lager lupuladas y todas sus variaciones suelen tener fechas de entre 6 meses y 12 meses. Aunque algunos solo dan 3 o 4 meses para su consumo.

(Si te preguntas qué es una IPA, lo explicamos en este artículo).

Estilos oscuros y de alta graduación pueden tener fechas de hasta dos años e incluso ser proclives a reservas y guardas que mejorarán por maduración la cerveza. Pensamos en quadrupels belgas, Imperial Stouts, algunas lámbicas, barley wines, doppelbocks, etc… Preferiblemente si la cerveza tiene más de un año, debería indicarse como reserva en tienda o en etiquetado por la cervecera.

Cervezas artesanas en lata

El envase es determinante

En un artículo recientemente, debatíamos sobre cuál es el mejor envase  para la conservación de la cerveza artesana. Parece que las latas tienen bastante ventajas para estilos lupulados. Para estilos que se dan a guardas o reservas concluimos que la botella sería la mejor opción por el momento, porque no tenemos datos concluyentes sobre el envejecimiento de cervezas en latas. En el citado artículo explicamos en profundidad los motivos.

 

La conservación es fundamental

Si fuéramos a tiendas y bares especializados de cerveza en Estados Unidos veríamos que muchos de ellos tienen todo la selección en neveras. Sin duda, el frío es una herramienta fundamental para la conservación de la cerveza. Ralentiza mucho su degradación, especialmente en variedades lupuladas. En cuanto a los estilos de alta graduación y reserva, con una temperatura de bodega entre 13º y 21º C serían suficientes.

Cervezas en neveraEsta conservación no sólo es importante en el punto de venta, sino también en todo el sistema de distribución. A día de hoy en España, esto no está asegurado. Hay muchos tramos de transporte que se hacen sin frío. Especialmente de la fábrica al distribuidor. Con la cerveza de importación es aún más difícil definir esa trazabilidad en la cadena de frío. De buena tinta sabemos que se están haciendo esfuerzos para remediarlo, pero falta inversión todavía.

La frescura bien entendida

No hay duda de que una cerveza estará más buena cuanto más fresca esté, como asunción general. Hay estilos que requieren cierta maduración, pero el fabricante no debería comercializarlos hasta que esta maduración se haya dado.

¿Se está exagerando con el tema de la frescura? En España todavía no es un tema central en el debate cervecero general. Sólo los consumidores más exigentes hablan de ello con frecuencia. Vivimos más en una etapa marcada por el beerhunting. Los aficionados quieren probar las nuevas referencias de las cerveceras de más prestigio, habitualmente extranjeras.

Esto nos lleva a un punto de difícil conciliación: frescura y cerveza de importación. La frescura se puede asegurar con cervezas de dentro del mercado europeo, pero con cervezas de mercado americano, australiano, neozelandés o asiático es muy complicado.

Para asegurar frescura no hay nada más fácil que apostar por la cerveza local.

Entonces, ¿qué hacer?

Cervezas fecha de caducidad en estanteríaEn términos generales, en cervezas marcadamente lupuladas es mejor apostar por la cerveza local. Aún así, está bien mirar la fecha, especialmente cuanto de más lejos vengan las cervezas extranjeras.

Si encontramos una cerveza pasada de fecha no hay que escandalizarse tampoco. La mayoría de los sitios especializados tienen catálogos amplísimos, muy difíciles de gestionar. Es posible que se les haya pasado o que hayan recibido una cerveza ya vieja de su distribuidor. Lo mejor es indicarlo para que sea de su conocimiento pero sin hacer de ello un drama. Con ello, estás contribuyendo de una forma positiva a que esta joven industria mejore.

 

Fuente: Craft Beer Joe

 

 

Otros artículos sobre el tema:

http://eljardindellupulo.blogspot.com.es/2016/10/debate-venta-pasada-la-fecha-de-consumo.html
http://cervebel.blogspot.com.es/2012/03/la-cerveza-y-el-problema-de-sus-fechas.html

Publicado el

-10% para regalar cervezas artesanas en el Día del Padre

10% de descuento en cervezas para el día del padre 2017

Déjate de camisas y piensa en birras. Regálale unas buenas cervezas artesanas de nuestra tienda online a tu padre, te lo va a agradecer. ;D
Usa como cupón en la página de cesta el siguiente código: viejocervecero2018

Obtendrás el 10% de descuento en el total de compra.

Os dejamos algunas ideas:

Publicado el

¿Lata o botella? ¿Cuál es el mejor envase para la cerveza artesana?

Cervezas artesanas en lata

Como vendedores de cerveza de calidad, nos enfrentamos muy a menudo a la tarea de explicar las diferencias entre las cervezas en lata o en botella. Cada consumidor tiene su preferencia, algunos reniegan de la lata y a otros les encantan los diseños que tienen, otros prefieren las botellas por una cuestión de estética, sobre todo cuando van a regalar las cervezas, pero nosotros siempre intentamos ir a los hechos objetivos a la hora de informar a nuestros clientes. En este artículo aclararemos una vez más qué formato es mejor dependiendo para qué cosa.

 

Cerveza Oskar Blues Dale's Pale Ale
Lata de cerveza Oskar Blues Dale’s Pale Ale 33 cl

En 2002 Oskar Blues, una microcervecería de Colorado, trajo la primera cerveza artesana en lata, su Dale’s Pale Ale. Hasta entonces se había asociado la cerveza de lata con cerveza industrial mala y la cerveza en botella con cerveza de calidad y artesana. Comenzó así una disyuntiva que a día de hoy sigue sin resolverse.

 

Conservación de la cerveza y frescura

Hay tres elementos determinantes a la hora de conservar la cerveza: aire, luz y temperatura. Sólo las botellas ámbar consiguen bloquear el 99 de las longuitudes de onda de los rayos de luz. Las botellas verdes, azules o transparentes dejan pasar demasiada luz. Las latas no dejan pasar nada.

En cuanto al aire, en el cuello de la botella siempre hay un poquito de aire, mientras que en las latas no hay nada de nada.

Si atendemos a la temperatura, una lata se calienta y se enfría antes que una botella. Esto puede ser bueno o malo, dependiendo de cómo lo gestionemos.

Hay algo que preocupa a los consumidores y es que la cerveza tome sabor a metal. Esto pasaba cuando las cervezas estaban en contacto directamente con el aluminio. A día de hoy las latas llevan una película de un polímero basado en agua que aísla completamente el líquido que contiene.

 

Conclusión: las latas conservan mejor. Especialmente los estilos altamente lupulados y frescos, aquellos que se deben consumir preferiblemente poco después de ser elaborados.

 

Transporte y comodidad

Aquí los argumentos son fáciles de imaginar. Pero vamos a los datos:

Una lata de 33 cl pesa unos 370 gramos.

Una botella de 33 cl pesa unos 565 gramos.

No parece una gran diferencia pero si aumentamos a un sixpack o una caja de 24, lo notamos mucho.Por otro lado, las latas se rompen menos. Y cuando lo hacen generan menos lío que una botella.

Conclusión: gana la lata por goleada.

 

Impacto ambiental

El menor peso y tamaño de la lata hace que las emisiones derivadas de su transporte sean inferiores.

También es menos costoso y se emplea menos energía en el reciclaje de latas que en el vidrio.

Sin embargo, el vidrio ofrece la posibilidad de reutilización que la lata nunca ofrecerá. Lamentablemente en España no tenemos implantado un sistema de recogida de botellas para su reutilización como vemos en países como Alemania o Holanda.

Conclusión: con el estado actual de las cosas en España, gana la lata.

 

Versatilidad para la elaboración

Las latas funcionan bien con equipos de elaboración isobáricos, donde la segunda fermentación en botella no se da. No son aptas para que se añadan azúcares que generen esa segunda fermentación para obtener carbonatación y espuma. Probablemente explotarían.

De ahí que esos estilos tradicionales, especialmente los belgas, que la requieren no se suelan dar en lata, optando por botellas.

En cuanto a las guardas o maduraciones largas, todavía no tenemos datos relevantes. Sí que hay reservas de cervezas en botella importantes, pero no sabemos cuáles serían los resultados en lata porque casi nadie lo ha hecho. Habitualmente las latas se han destinado a cervezas lupuladas y de consumo rápido.

 

Conclusión: las botellas ganan a falta de más experimentos.

Conclusión final

Las latas parecen una mejor opción para el consumo diario de cerveza artesana. Se dan mejor para los estilos ligeros y aromáticos que demandan la mayoría de clientes hoy por hoy. A la larga, además podrían abaratar los costes de transporte y almacenamiento, dándole más viabilidad a la industria y un mejor precio al consumidor.

Puedes echarle un ojo a nuestra sección de latas de cerveza para hacerte a la idea de la variedad  y calidad de la oferta actual.

Para cervezas de guarda y elaboraciones especiales maltosas, quizas la botella tenga una ligera ventaja y un punto de romanticismo y presencia difíciles de batir.

Publicado el

Cerveza artesana vs Cerveza Indie

Algunos clientes nuevos entran en nuestro tienda preguntando por cerveza artesana. No es de extrañar, al pasar por nuestra puerta ven un rótulo que indica que dentro podrán encontrarlas, además de cervezas de importación y material de elaboración casera de cerveza. Sin embargo, cada vez nos resulta más difícil saber a qué se están refiriendo.

Cerveza artesanaAl poco de abrir la tienda, cuando alguien nos pedía una “artesana” entendíamos que se refería a aquellas cervezas locales elaboradas por productores pequeños que buscan una calidad superior y un sabor más intenso.

Sin embargo, cada vez es más notable algunos que vienen nombrando como artesana a las nuevas referencias que las grandes cerveceras españolas han ido sacando como reacción a la aparición de una gran variedad de referencias procedentes de microcervecerías.

Por otro lado, y como bien indicaba el artículo “Los curiosos y recientes movimientos de las grandes cerveceras españolas” aparecido en la web cervezaartesana.es, las grandes compañías de toda la vida han empezado a comprar, parcialmente, a algunas microcervecerías nacionales e internacionales.

La estrategia de las grandes es dual. En primer lugar quieren ser parte, y no solo espectador, de un cambio en las preferencias del consumidor. En segundo lugar, mientras puedan, confundirán al consumidor con nuevas referencias de sus marcas habituales. Las publicitan con una aparente mayor calidad haciendo campañas que hablan de la autenticidad del producto, de los ingredientes, etc… Sí, todos tenemos un par de anuncios en la cabeza.

Así, apreciamos una disputa por el término “artesana” que, viendo la correlación de fuerzas y recursos, posiblemente las grandes ganarán.

Además, siendo estrictos, el término cerveza artesana siempre tuvo sus límites. Muchas de las nuevas “micros” vienen del mundo del homebrewing y, en sus primeros pasos, tuvieron ese componente “artesano”. Sin embargo, una vez superada esa primera fase lo que diferencia sus productos respecto a las “industriales” tradicionales, no es tanto las técnicas, sino la calidad. Elaborar cerveza a cierta escala conlleva una industrialización que garantice la estandarización del producto y su seguridad alimentaria.

Cuando miramos a fábricas tradicionales de grandes países cerveceros como Bélgica, Alemania o Reino Unido, parece haber una cierta resistencia a diferenciarlas con la etiqueta de “artesanas” por su volumen y, quizás, porque no sean locales. Sin embargo, nadie duda de su calidad.

España no cuenta con una regulación que diferencie qué es cerveza artesana y qué no. Países como Estados Unidos o, recientemente Italia, han conseguida legislar para diferenciarlas. Más allá de las alusiones técnicas a pasteurización o la filtración, se menciona la capacidad de producción máxima en hectólitros, siendo la americana mucho más flexible.

Sin embargo, la legislación italiana introduce un concepto que la esfera craft americana está reivindicando desde hace tiempo: la independencia económica. Es requisito que estas fábricas no dependan económicamente de otras fábricas o grupos empresariales e incluso que esté físicamente separada de otras.Cerveza Indie

Con esa idea, el término Indie Beer ha ido tomando fuerza en la industria americana para diferenciar lo que antes se llamaba craft. En enero de 2016, el San Diego Reader publicaba el artículo “Craft is dead. Now we drink Indie beer(La artesana ha muerto. Ahora bebemos cerveza Indie), en el que reflejaba la reacción en redes sociales de importante cerveceras locales ante la apertura de un brewpub de 10 Barrel en el East Village de esa ciudad. La microcervecería de Oregón 10 Barrel había sido comprada recientemente por AB InBev, la compañía que controla un tercio de toda la cerveza que se consume en el mundo. De hecho, se conoció su intención de abrir otros brewpubs por todo el país, haciendo uso de ese recién adquirido músculo financiero, pero también de la etiqueta craft.

Aún así, el argumento utilizado para defender a las indies no es el tamaño del negocio, solo hay que ver a BrewDog o, en otro nivel, Mikkeller. El razonamiento está en que sólo con independencia económica los cerveceros podrán tomar la libre decisión de apostar por la calidad y no por números crecientes en la cuenta de resultados.Cerveza De Molen Bommen & Granaten PX Barrel Aged

Esta idea también está abierta a debate y podemos ver que hay posibles colaboraciones de grandes cerveceras y pequeñas cerveceras para aspectos concretos del negocio de la cerveza.

En mayo de 2015, Brouwerij De Molen y Brouwerij de Koningshoeven, responsable de las cervezas trapenses La Trappe, llegaron a un acuerdo para que las producciones de la micro entraran en su potente cadena de distribución en Holanda. Koningshoeven es una subsidiaria de Bavaria, una gran compañía de dimensión internacional. De esta forma, muchas personas empezaron a preocuparse cuando veían cervezas de De Molen salir de camiones de Bavaria. Rumores sobre la posible venta de una de las mejores cerveceras de Europa empezaron a correr. Presunciones sobre lo que pasaría con la calidad de la birra volaron. Sin embargo, lo único que estaba ocurriendo es que las perlas de la micro de Bodegraven llegaban a todos los puntos de Holanda con mucha facilidad.

Nómada BrewingA nivel más local, la compra del 40% de la madrileña Nómada Brewing por el grupo Mahou-San Miguel también trajo muchas especulaciones en el sector. El gigante nacional no se quedaba ahí y también había adquirido parte de las americana Founders, siendo ambas distribuidas por su subsidiaria Cervecera Independiente.

Nómada Brewing ha replanteado sus referencias y las ha presentado recientemente al sector especializado. La preocupación venía en torno a la calidad y el precio. Hace pocas semanas, hemos descubierto que el efecto ha sido completamente el contrario al que esperábamos. El precio ha subido, despejando bulos de que saldrían con un precio que rompería el mercado. La calidad también ha subido, gracias a unas instalaciones espectaculares y un cuidado con la cadena de frío que asegura la frescura del producto.

Al final, los acuerdos entre grandes y pequeñas pueden funcionar bien o mal. La clave está en la calidad y en mantenerla. Por lo tanto, sólo nos queda seguir probando como el único método fiable de que las cosas se siguen haciendo bien.

Publicado el

¿Pero qué es una IPA?

Anuncio de Bow Brewery India Pale Ale

Muchas personas que empiezan a acercarse al mundo de la cerveza artesana y de calidad se hacen esta pregunta. En las cartas de cervezas de tiendas y bares especializados, así como en las estanterías de algunos supermercados, se empieza a ver esta palabra en las etiquetas. ¿Pero qué quiere decir IPA cuando hablamos de una cerveza?

Cerveza English IPA

Estamos hablando de un estilo cerveza. IPA es sólo la abreviatura de India Pale Ale. Se trata de una versión lupulada y más alcohólica de las pale ale inglesas tradicionales.

Primeramente habrá que aclarar que una pale ale es una cerveza rubia cuyo color oscila entre el pajizo y el cobrizo, que se hace a partir de maltas claras o pale en la tradición británica. Era un término que se ha utilizado para diferenciarlas de las más populares porter o brown ale, siendo las pale ale más claras.

Generalmente, se podría decir que las India Pale Ale son aquellas cervezas que se empezaron a producir para ser exportadas a la India a finales del siglo XVIII. Los mercaderes de la Compañía de Indias Orientales habían notado que la mayoría de cervezas producidas en Inglaterra llegaban en mal estado a la India tras un largo viaje en barco. El factor determinante eran las temperaturas tan variables y los mares movidos. La ruta conllevaba el paso por el Cabo de Buena Esperanza en travesías que podían durar hasta cuatro meses. Las cervezas llegaban agrias y mohosas.

En un época en que la pasteurización y la refrigeración no eran una opción por desconocidas, se sabía que una alta graduación alcohólica y un generoso uso de lúpulo ayudaban a la conservación. El alcohol genera un entorno hostil para microbios y el potente lupulado evita que la cerveza se agrie.

Anuncio de Bow Brewery India Pale Ale

Su origen se remonta a la Bow Brewery, en la región de Essex. Se cree que fue su maestro cervecero, George Hodgson, quien empezó a utilizar la denominación de India Pale Ale. Su popularidad en la Compañía de Indias Orientales era notable, dado que ofrecía una generosa línea de crédito de hasta 18 meses. Posteriormente otros cerveceros de la región de Burton, como Bass o Salt, también empezaron a utilizar esta denominación comercial para referirse a sus pale ale de exportación. Aprovecharon su oportunidad ante la caída de exportaciones a Rusia de cervezas negras.

Por su popularidad, muchos cerveceros empezaron a producirla en el siglo XIX. Algunos incluso abrieron fábricas ya en la India ante un mercado creciente. Otros también se instalaron en América.

Es precisamente en Estados Unidos donde las India Pale Ale han vuelto a revitalizarse, tras un periodo de dominio casi global de las lagers industriales. Las microcervecerías americanas que empezaron a surgir en la década de los 80 del siglo XX ensayaron esta receta haciendo uso de lúpulos americanos. Estos aportan esas notas frutales, cítricas y resinosas tan llamativas que hacen las delicias del público cervecero actual.

Esta es la historia oficial de las India Pale Ale, aunque hay historiadores de la cerveza que la discuten. Evidencias históricas apuntan a que los pioneros en este estilo no fueron los ingleses. La Compañía de Indias Orientales Holandesa ya llevaba cervezas en barco al sur de Asia a mediados del siglo XVII, aunque esa historia la contaremos en otra ocasión.

Cervezas American IPA
American IPA

 

 

Como decíamos actualmente la versión americana de las India Pale Ale es la más reconocida. Así se ha diferenciado las English IPA, que utilizan lúpulos europeos tradicionales, de las American IPA, que utilizan lúpulos americanos y modernos.

En los últimos años además se han hecho variaciones introduciendo maltas de diferente tostado y otros cereales. Así tenemos las Red IPA, una versión lupulada de las Red Ale, las Black IPA, que utilizan maltas torrefactas para dar un color negro a la cerveza. Por otro lado, tenemos las White IPA y las Rye IPA, que utilizan maltas de trigo y centeno en su elaboración, respectivamente.

Por último estarían las Session IPA, una versión menos alcohólica de una India Pale Ale tradicional, y las Double IPA o Imperial IPA, que utilizan una carga de malta y lúpulo muy superior a lo habitual para su elaboración, generando mucho más alcohol y amargor.

Publicado el

Cervezas de verano: 4 estilos que no te puedes perder

En España asociamos la cerveza al verano o, más bien, pensamos en una cerveza fresca como método preferido para calmar la sed en verano. Curiosamente la mayoría de los españoles beben durante el verano las mismas lagers industriales patrias que toman el resto del año, solamente que algo más frío o en jarras heladas (craso error).

En países con tradición cervecera propia han surgido estilos específicos para el verano o que se han convertido en preferidos de los amantes de la cerveza durante el verano por su frescor, bajo grado alcohólico y acidez. Hoy os vamos a hablar de cuatro estilos que recientemente mostramos en una cata de cervezas veraniegas que montamos en la tienda.

 

Saison / Farmhouse Ale

Saison Farmhouse Ale

 

Características: frescos aromas a campo

Por norma general, las saison son ales rubias de espuma jabonosa, cuerpo medio ligero y bastante burbuja. En algunos casos, presentan cierta turbidez, dado que se elaboran con malta de cebada y algo de trigo. En boca y nariz son afrutadas, con aromas herbales y cítricos. Al final del trago se muestran secas y algo astringentes. 

Historia: una cerveza de granja

De Walonia, la zona francófona de Bélgica, viene uno de los estilos de cerveza de verano más reconocidos. El estilo saison toma su nombre de aquellos que tradicionalmente la bebían, los saisonnières. Estos eran los jornaleros estacionales que en verano iban a trabajar en las granjas familiares de esta región. Era parte del salario que se les daba a estos trabajadores temporales, además de alojamiento, comida y algo de dinero.

Ésta se elaboraba durante el invierno por los trabajadores fijos de la granja que en en esos meses de frío tenían poco trabajo de campo. Además, elaborar en invierno era más seguro a nivel alimentario.

Antiguamente eran cervezas de baja graduación, llegando hasta el 3% o el 3,5% de volumen alcohólico. Podían variar en color dependiendo de cada fábrica. Sin embargo, en el siglo XX se han estandarizado más, subiendo su grado alcohólico a entre 5% y 7% del volumen y presentando ese color dorado pálido.

Saison Dupont Dry Hopping
Saison Dupont Dry Hopping

Como otros tantos, este estilo se vio amenazado a principios del siglo XX por la hegemonía de las lagers industriales, pero se ha salvado de la extinción gracias a la apreciación que encuentra desde el sector de las artesanas.

Saison Dupont se considera el referente belga de este estilo, con una receta que se remonta a 1844. Pero hoy se ensaya en muchos países, con geniales ejemplos.

Por último, debemos hablar del vaso adecuado para tomarlas. Lo más habitual es una copa de tulipa, pero también va bien en vasos de pinta (shaker, nonic o tumbler) o en copa ancha de vino.

Gose

Gose de grifo 

Características: salada y agria como un margarita

Las gose son cervezas rubias agrias y saladas. Es una cerveza de trigo sin filtrar. Presenta una espuma densa pero fina y un cuerpo medio alto bien turbio. Su sabor es agrio y salado. Sí, salado, y es que originalmente se elaboraban con aguas saladas. El toque agrio viene por las levaduras y las bacterias lácticas que se añaden para la fermentación. Como decíamos, se elaboraban con malta de trigo (entre un 50 y un 60%) lo que le proporciona notas a banana y frutas como manzana ácida. En nariz, podemos notar que se aromatizaban con piel de naranja y semillas de cilantro.

Historia: desde el auge medieval y peligro de extinción

Este extraño estilo de cerveza proveniente de Sajonia, Alemania, es uno de los más antiguos del mundo, si bien, también uno de los más desconocidos. Las gose siempre se vinculan a la ciudad de Leipzig, capital del Estado de Sajonia, aunque en realidad provienen de la cercana ciudad de Goslar, de la cual probablemente reciben el nombre.

A finales del siglo X, había muchas cervecerías en la ciudad de Goslar. Éstas utilizaban aguas saladas porque los acuíferos cercanos pasaban por sustratos de sal. Esta sal de color cobrizo de Goslar era muy apreciada, dado que se le asociaban beneficios para la salud. Además de sal había otros minerales valiosos como zinc, cobre, plata y plomo. Esto ayudó a que se desarrollara una actividad minera intensa que finalmente agotó las minas. Por esto y otros factores, la elaboración del estilo Gose se desplazó a Leipizg a mediados del siglo XVIII. Las cervecerías familiares de Goslar fueron cerrando paulatinamente desde el principio de la Edad Moderna e incluso ya en 1826, el Ayuntamiento de Goslar prohibió su elaboración.

Una vez la elaboración se centró en Leipzig, este estilo no tardó en estar amenazado. De nuevo, la proliferación de las lagers y pilsner industriales, así como la economía dirigida por el Estado de la Alemania del Este, hicieron que las pequeñas fábricas familiares fueran cerrando poco a poco. No fue hasta la caída del muro que el estilo se empezó a recuperar en Leipzig.

En el año 2000 abrió sus puertas la Gosebrauerei Bayerischer Bahnhof, en la antigua estación de trenes, siendo el referente del estilo desde entonces. Como otros estilos antiguos, ha empezado a ser notablemente valorado por el mundo de la cerveza artesana y hoy muchas microcervecerías de fuera de Alemania se atreven a elaborar esta curiosa cerveza. Aquí algunos ejemplos.

Es preferible beber esta cerveza en vaso stange (tubo alto) o vaso de trigo alemán.

Berliner Weisse

Berliner Kindl Weisse
Berliner Kindl Weisse

 

Características: un suero refrescante

Su nombre deja poco lugar a dudas. En efecto, este estilo lo encontramos principalmente en Berlín y el trigo participa en su elaboración. Sin embargo, poco se parece a una hefeweizen. Se trata de una cerveza rubia algo turbia, con cuerpo ligero, espuma blanca jabonosa y alta carbonatación. Es muy popular en verano por su baja graduación alcohólica: entre 2,5% y 4%. Tiene una alta acidez y un sabor a suero que viene de la utilización de lacto-bacilos para su fermentación, además de levaduras ale.

Tradicionalmente se sirve con un poco de sirope de frutas o hierbas. Este toque de sirope conocido como Schuss endulza el brebaje y compensa esta acidez que para algunos es desagrable. El sirope más tradicional es el verde, el Waldmeister, elaborado con una hierba muy concreta que en castellano común llamamos asperilla. Otra opción es el Himbeere, de color rojo y elaborado con frambuesas.

 

 

Historia: todos los caminos conducen a Berlín

No hay un gran consenso sobre el origen de este estilo. De forma general, se admite que muchas ales de trigo centroeuropeas provienen de la región de Bohemia y evolucionaron hacia estilos distintos en las regiones cercanas durante la Edad Media. Algunos piensan que es una evolución de las Halberstädter Broihans, unas cervezas tostadas de trigo y cebada que se elaboran en la cercana ciudad de Halberstadt, al oeste de la capital alemana.

Berliner weisse con Schuss
Berliner weisse con Schuss

Otros afirman que fue traída a Berlín por lo Hugonotes, los protestantes calvinistas franceses que huyeron de la persecución a la que les sometió Luis XIV, el Rey Sol, en el siglo XVII. Quizás por eso se la conozca como el “champagne del pueblo”.

Otros historiadores apuestan por un origen local de la receta basándose en un documento de 1642. La popularidad de la Berliner Weisse en la ciudad que le da nombre era total en el siglo XIX, con 700 cervecerías teniendola en producción constante. En el siglo XX este estilo sufrió una decaída y ya sólo una cervecería berlinesa sigue haciéndola: Schultheiss Brauerei. Es esta cervecera la que produce la famosa Berliner Kindl Weisse.

De nuevo, el movimiento craft a nivel mundial aprecia este estilo y tenemos buenos ejemplos de Berliner Weisse en muchos países.

Para acabar, aconsejamos servir este estilo en una copa de cáliz o en cualquier vaso de pinta (nonic, tumbler o becker).

Session IPA

Cerveza Karl Strauss Mosaic Session Ale
Karl Strauss Mosaic Session Ale

Características: poco alcohol y amargor frutal

Las Session IPA son cervezas rubias doradas con un volumen alcohólico que rara vez supera el 5%. La partícula Session se añade pone delante de muchos estilos británicos para indicar precisamente que no encontraremos mucho alcohol. En su conjunción con una India Pale Ale, resulta un estilo ideal para el verano. El aroma cítrico y frutal más el amargor seco de estas cervezas hace que sean realmente refrescantes. El cuerpo ligero y la carbonatación media también ayudan a que proporcionen un trago fácil y limpio.

Para que sean aún más refrescantes y veraniegas, a día de hoy encontramos muchas recetas de Session IPA que llevan pulpa o piel de cítricos como pomelo, naranja, lima, limón, mandarina o naranja sanguina.

 

 

Historia: una cerveza para el trabajo

A pesar de todas estas vinculaciones con aromas veraniegos y que las Session IPA se hayan posicionado como uno de los estilos preferidos para el verano por los amantes de la cerveza, las session, todas ellas, son cervezas pensadas para el trabajo.

Muchos historiadores de la cerveza coinciden en que debemos remontarnos a la Inglaterra en la Primera Guerra Mundial. Parece ser que los trabajadores tenían por ley dos tramos de cuatro horas en los que podían beber cerveza mientras trabajaban. Estas dos sesiones o sessions iban de las 11 a las 15 horas y de las 19 a las 23 horas. La idea era que, a pesar de beberse un par de pintas, nadie acabara muy borracho. Por esto, esas cervezas no solían superar el 3,5% de volumen alcohólico.

Esta ley estuvo en vigencia hasta 1988 cuando hubo un cambio legislativo que terminó con esta locura.

Este estilo es muy popular a lo largo del mundo y se pueden encontrar muy buenas referencias de él. Para finalizar, aconsejamos beber este estilo en cualquier vaso de pinta (nonic, tumbler o shaker).